was successfully added to your cart.

Hazme la valona…

By | Chisperia, Puestos | No Comments

“Hazme la valona de recomendarme un buen mexicano en Madrid”… O lo que es lo mismo, “hazme el favor de recomendarme un sitio en Madrid donde sirvan unos buenos tacos y un margarita de verdad…”.

Con esta original premisa se presenta La Valona, donde el chef César Vega despliega sus artes culinarias con todo el sabor de su México natal y la experiencia acumulada en sus años en nuestro país. Con 21 años, y tras licenciarse, dejó D.F y se vino a España para terminar sus estudios de restauración y plantar su bandera en Zaragoza, Huesca y finalmente Madrid.

Esta “chalupería” tiene mucha miga. Las chalupas mexicanas son embarcaciones de agua dulce utilizadas en México, propulsadas antaño por remos, aunque en la actualidad se utilizan con motor. La forma de estas pequeñas barcas también dieron nombre a un platillo típico mexicano elaborado con torta de maíz frita o a la plancha relleno de cochinita pibil.

Por supuesto los tacos y los sopes de cochinita pibil con su tradicional receta con achiote y cebolla encurtida son una de las recomendaciones de César, que asegura que son “como los que te comes en México”. Esto es una máxima para César Vega; el respeto hacia los sabores de su tierra, “si no es el mismo, no se hace”.
De ahí que puedas catar un auténtico cóctel margarita de fresa, de mango o de maracuyá con su tequila, triple seco, almíbar y escarchado con azúcar picante.

Una michelada tampoco viene nada mal para acompañar unos raviolis poblanos, rellenos de carne de res en salsa de chile poblano y maíz dulce.

Para conseguir estos “platillos” 100% mexicanos César mima mucho su producto: recién llegado de México como el achiote o el mole y el producto fresco que encuentra en el mercado de Chamberí, la mayoría de origen madrileño.

No tienes excusa, prueba todo el sabor de México en esta “chalupería”, “hazme la valona”…

Chambi, un peruano en Chamberí

By | Chisperia | No Comments

Martín Chambi Jiménez fue un fotógrafo indígena nacido al norte del lago Titicaca. Considerado como pionero de la fotografía de retrato, es reconocido por sus fotos de la población indígena, así como de la población peruana en general.

¿Y cómo llega este fotógrafo peruano a Chamberí? Pues de la mano de Omar Malpartida, chef ejecutivo de Chambí, puesto de comida peruana en La Chispería de Chamberí y del restaurante Tiradito & Pisco Bar entre otros.

La nueva aventura gastronómica de Malpartida hace que Chambi aterrice en el barrio más castizo de Madrid, cámara en mano y con una maleta llena de sabores de su Perú natal. Para conservar estos sabores tan auténticos, no podían faltar en su equipaje dos de los instrumentos esenciales con los que allí se cocina: el cilindro y la caja china. El primero, ideal para ahumar la carne y el segundo para tostar y dejar la proteína bien crujiente.

Pero si la gente de la calle era lo que captaba la atención de este fotógrafo peruano, lo mismo le ocurre a Malpartida con la comida callejera. Chambí es cocina peruana de la calle, llevada a tu mesa. Y el sanguche es el bocata de los puestos callejeros peruanos por excelencia.
Elaborado con francesilla, un pan típico de Lima, que llevaron los españoles a Perú en la época del Virreinato, se rellena con sabrosas carnes, verduras y salsas. Ya que te encuentras en este país de America del Sur, tampoco puedes irte sin probar sus buns; pan chino al vapor relleno de carne, marisco o verdura.

Si quieres la recomendación del peruano Santiago Vidal, director gastronómico de Chambí, no dejes atrás el el sanguche de chicharrón, el Bao Bun Taipá con pato laqueado o el Ta Thai, con costilla ahumada, especias, pisco, cacahuetes, albahaca y nabo encurtido.

Todo el producto que se utiliza en Chambí, es materia prima de primera que proviene del propio Mercado de Chamberí y de Perú; fusión castizo-peruana en toda regla.

Al Settimo Cielo, un paseo por las nubes

By | Chisperia | No Comments

Al Settimo Cielo, lejos de romanticismos, ya que fue el último local donde trabajó Marco Montalbano en Italia, será donde te transporten las delicias de este magnífico chef en su puesto de La Chispería de Chamberí.

¿Por qué a todos nos encanta la comida italiana? “Porque es buena” nos dice entre risas este palermitano con 9 años a sus espaldas en nuestros país. Y en concreto nos encanta Al Settimo Cielo porque la pasta es fresca, la elaboran ellos mismos, y eso se nota.

Tendrás que ir varias veces a visitar el puesto de Marco, ya que lo vas a tener complicado para elegir entre la amplia variedad de pizzas que ofrece. Para empezar, el primer dilema será decidir entre la pizza blanca (sin tomate), la roja (con tomate) o la gourmet. Todas ellas con una crujiente y tostada masa fina.

Una de las preferidas del chef es la pizza fumè: con mozzarella ahumada, tomate, parmesano y jamón ahumado, por si te sirve de orientación.

Si en tu ascensión a las alturas lo que te apetece es pasta, he aquí nuestra sugerencia: Raviolis de rabo de toro, sin comentarios… ¡tienes que probarlos!. De picoteo no puedes perderte sus croquetas, sus albóndigas de berenjenas o su tabla de ahumados. Y para transportarte a Roma, a Florencia, a la Toscana o a la costa amalfitana solo tendrás que darle un sorbito a tu Negroni o probar cualquiera de los cócteles italianos que prepara el chef.

Todo el producto que utiliza Montalbano es producto fresco del propio Mercado de Chamberí e importado de Italia, así que, imagínate, producto de primera y tradición italiana se dan la mano en Chamberí.

Si quieres darte un paseo por las nubes, pulsa el 7 ¡No querrás bajar de las alturas!

El Rincón de Lupe, no hace falta que vengas con hambre

By | Chisperia | No Comments

La Chispería de Chamberí Rincón de LupeSiempre con prisas, corriendo, agobiados, estresados; el trabajo, reuniones, los niños… Ya no tenemos tiempo de hacer de comer y mucho menos de disfrutar de una buena comida, por eso, cuando toca ese bendito día en el que te puedes escapar a comer con la familia o con los amigos lo que apetece es comida de siempre, de la de tu madre o tu abuela. Un buen plato de cuchara que cura todos los males y hace que te cambie el carácter.

Lupe lo vio claro, lo que necesitamos son platos “de toda la vida” elaborados con mucho cariño, y eso ella lo sabe hacer a la perfección. De familia “gata” y con abuela y madre cocineras, decidió dedicarse a lo que más le gusta: elaborar platos tradicionales con producto de mercado de primera, pero con su toque personal.

Tortilla de patatas con huevos de corral con o sin cebolla, con cabrales, con chorizo o con cebolla caramelizada. Croquetas de jamón, de bacalao, de zanahoria y puerro confitado con dátiles. Todo el producto que utiliza Lupe en sus elaboraciones es de primera, del Mercado de Chamberí, que le pilla bien cerquita. Aunque Lupe a veces tiene que salir a darse una vuelta por el barrio; si quieres que el plato salga tan rico como el que hacía tu abuela, compra donde ella lo hacía. Como buena “gatuna” no podía dejar de incluir en su carta los callos a la madrileña, por eso sigue comprando al señor Camilo, que reúne la mejor materia prima de casquería de la capital.

Al Rincón de Lupe, no hace falta que vayas con hambre, porque una vez allí, al olor de los fogones, se te abrirá el apetito. Para abrir boca nada mejor que un auténtico vermut de grifo o de barril para acompañar unas tapas de cazón, torreznos de Soria, migas con secreto ibérico o ensaladilla rusa. Una vez entrados en materia, deléitate con un buen vino madrileño y con sus tradicionales garbanzos con langostinos o papas con sepia, y es que, que su ayudante de cocina sea gaditana, es otro ingrediente a su favor.

El Rincón de Lupe es ese lugar en el que, aunque sea por un ratito, te olvidarás de los problemas y disfrutarás de comida de siempre, de la de toda la vida. Porque las cosas hechas con cariño, saben mucho mejor.

¿Quieres recibir nuestro newsletter?

Horario e información

Lunes: Cerrado
De Martes a Jueves: 12:30–24:00
De Viernes a Sábado: 12:30–2:00
Domingo: 12:30–17:00

No se admiten reservas