was successfully added to your cart.

La Chispería de Chamberí Rincón de LupeSiempre con prisas, corriendo, agobiados, estresados; el trabajo, reuniones, los niños… Ya no tenemos tiempo de hacer de comer y mucho menos de disfrutar de una buena comida, por eso, cuando toca ese bendito día en el que te puedes escapar a comer con la familia o con los amigos lo que apetece es comida de siempre, de la de tu madre o tu abuela. Un buen plato de cuchara que cura todos los males y hace que te cambie el carácter.

Lupe lo vio claro, lo que necesitamos son platos “de toda la vida” elaborados con mucho cariño, y eso ella lo sabe hacer a la perfección. De familia “gata” y con abuela y madre cocineras, decidió dedicarse a lo que más le gusta: elaborar platos tradicionales con producto de mercado de primera, pero con su toque personal.

Tortilla de patatas con huevos de corral con o sin cebolla, con cabrales, con chorizo o con cebolla caramelizada. Croquetas de jamón, de bacalao, de zanahoria y puerro confitado con dátiles. Todo el producto que utiliza Lupe en sus elaboraciones es de primera, del Mercado de Chamberí, que le pilla bien cerquita. Aunque Lupe a veces tiene que salir a darse una vuelta por el barrio; si quieres que el plato salga tan rico como el que hacía tu abuela, compra donde ella lo hacía. Como buena “gatuna” no podía dejar de incluir en su carta los callos a la madrileña, por eso sigue comprando al señor Camilo, que reúne la mejor materia prima de casquería de la capital.

Al Rincón de Lupe, no hace falta que vayas con hambre, porque una vez allí, al olor de los fogones, se te abrirá el apetito. Para abrir boca nada mejor que un auténtico vermut de grifo o de barril para acompañar unas tapas de cazón, torreznos de Soria, migas con secreto ibérico o ensaladilla rusa. Una vez entrados en materia, deléitate con un buen vino madrileño y con sus tradicionales garbanzos con langostinos o papas con sepia, y es que, que su ayudante de cocina sea gaditana, es otro ingrediente a su favor.

El Rincón de Lupe es ese lugar en el que, aunque sea por un ratito, te olvidarás de los problemas y disfrutarás de comida de siempre, de la de toda la vida. Porque las cosas hechas con cariño, saben mucho mejor.

Leave a Reply

¿Quieres recibir nuestro newsletter?

Horario e información

Lunes: Cerrado
De Martes a Jueves: 12:30–24:00
De Viernes a Sábado: 12:30–2:00
Domingo: 12:30–17:00

No se admiten reservas